SUSTRATOS DE ALIMENTACIÓN

Las setas nacen en lugares de lo más variopintos, pudiendo encontrarlas en praderas, cultivos, bosques, turberas..., están asociadas a la vegetación mediante sus micorrizas, realizando la función de putrefacción en materia muerta o incluso parasitando a especies vegetales que limitan su vida. Los hongos se diferencian de las plantas por no poder producir sus elementos nutritivos mediante la fotosíntesis, de forma que lo hacen con otros seres tanto vegetales como animales, tanto vivos como muertos. Según se nutran de una forma u otra, se puede hablar de saprófitos que son aquellos que se alimentan de organismos muertos a los cuales ayudan a descomponer y a incluir en el suelo. Y de parásitos, que se alimentan de organismos vivos. Por último, hay hongos que viven en simbiosis con ciertas plantas de forma que, el micelio del hongo se encuentra íntimamente ligado a la raíz de la planta. Esta simbiosis es conocida como micorrizas.

 

En los bosques es donde se pueden encontrar la mayor parte de especies. Dependiendo del tipo de arbolado y de las laderas que, dependiendo cuál sea su orientación, conservan mejor la humedad y esto hace que podamos encontrar unas especies u otras. A grandes rasgos, comentar que, en pinares podemos encontrar Boletus pinophilus, Lactarius deliciosus, Tricholoma colossus (especie en peligro). En bosques tanto de caducifolias (castañares y robledales) como de perennifolias (Robles, alcornoques y encinas) se pueden encontrar Boletus edulis, Amanita caesarea, Russula cyanoxantha, Hydnum repandum.

 

 

MICORRIZAS