RECOLECCIÓN

Todos nuestros productos -bien sean hongos, verduras o frutas del bosque- son recolectados diariamente cuando están en su justo grado de maduración para, a continuación, transportarlos hasta nuestras instalaciones para su posterior clasificación en nuestras cintas transportadoras y así poder seleccionarlos según su calidad, su tamaño, etcétera.

En este proceso no hay más mediación que la intervención humana, es decir, una mano de obra experta y cualificada que garantiza la calidad del producto