CLASIFICACIÓN

Del proceso de clasificación de cada producto, siempre por personal altamente cualificado y de forma manual, éstos se valoran y seleccionan también según su calidad, su tamaño, su estado, etcétera.

Esta clasificación es la antesala para, más tarde, garantizar la calidad de cada producto y su adecuación al modo de ser servido: fresco, deshidratado, congelado o en conserva.