SOMBRERO

Puede ser convexo, plano, deprimido, acampanado, ovoide, en forma de copa, truncado, mamelonado, hemisférico... Cuando las setas son jóvenes suelen tener un sombrero en forma convexa o hemisférica. Según se desarrolla la seta el sombrero va mostrando las características según sea la especie.

 

El borde del sombrero es muy significativo a la hora de la identificación de una especie, pudiendo ser plisado, lobulado y con distintos niveles de estriado. Algunas especies muestran en los adultos fisuras o laceraciones. Finalmente, a la hora de identificar una especie puede ser de gran utilidad observar una sección del sombrero.